En todo Tiempo

“¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.
¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.
Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.”

Santiago 5:13-15


Cualquiera sea el estado de ánimo en el cual nos podamos encontrar, debemos entender en todo momento que el soberano del universo está plenamente consciente de lo que nos sucede. Recuerda que uno de sus atributos más grandes e importantes es el de ser omnisciente, o sea que todo lo sabe y nada escapa a su conocimiento y sabiduría sempiterna.


Establezca una conversación y comuníquese con Dios cada día, ya sea si está triste, alegre, acongojado e incluso airado, recuerde que en su hijo Jesucristo usted y yo podemos depositar nuestras cargas, problemas, necesidades, alegrías y alabanzas y gratitud.

Recuerde que no importa desde donde usted clame a él, tampoco importa que usted le haya fallado y que no se sienta digno de elevar una oración al Creador, pues lo único que verdaderamente importa es la actitud de humildad, arrepentimiento y agradecimiento que tenemos delante de él.


El abismo que una vez existió entre Dios y los hombres fue completamente eliminado por el puente indestructible e indisoluble creado por su hijo Jesucristo, a través de la sangre derramada en la cruz del calvario.


Tenemos pues, las puertas abiertas para entrar en su perfecta comunión.

Que Dios le bendiga y le añada Salvación y vida Eterna.

Cristian E. Gallardo SM

Ministerio Micreasol Chile

(Encuentra más material gratuito en nuestro apartado de Libros y Tienda Micreasol)

LA NECESIDAD DE PRACTICAR EL AYUNO EN  LA VIDA CRISTIANA

 

Inicialmente el ayuno se puede definir como la abstinencia voluntaria de alimentos por un determinado número de horas o de tiempo, y en el caso de un discípulo del Señor Jesucristo con un propósito de consagración a Dios.

A su vez, el que fuera un destacado evangelista internacional portorriqueño conocido como: Yiye Ávila (1925-2013) en su obra: “El AYUNO DEL SEÑOR. AYUNO DE VICTORIA” publicado en Camuy en 1973 señala: (cito textual) “LA PALABRA AYUNO significa ABSTINENCIA DE ALIMENTO. En palabras sencillas cuando se ayuna NO SE PUEDE USAR NINGUNA CLASE DE ALIMENTO. En un ayuno total que es lo usual, no se puede usar jugos, ni café, ni gomas de masticar, ni nada que tenga algún alimento. EL AGUA SIN EMBARGO NO ES ALIMENTO. No tiene nutriente alguno. Cualquier médico podría decir que EL AGUA es solamente la que se encarga de transportar las sustancias del cuerpo por la circulación de la sangre”.

Ahora bien, al igual que el estudio anterior: “LA SANTIDAD DEL CRISTIANO VERDADERO”, este nuevo estudio bíblico lo he dividido en el ayuno en el antiguo y nuevo pacto:

Continuar leyendo “LA NECESIDAD DE PRACTICAR EL AYUNO EN  LA VIDA CRISTIANA”