Libros y Tienda

“Jesús desea fervientemente que tanto usted como yo entendamos el alcance del poder de su palabra, al solicitarle al Padre que se haga realidad su reinado en nuestras vidas. Este concepto de reinado que actualmente, en pleno siglo XXI hemos olvidado casi por completo, creyendo que podemos alterar o modificar de alguna manera la forma en la cual Dios ha reinado desde el principio”.

Este es el Tercer Libro de C. Gallardo SM. Publicado por el Ministerio Cristiano de Acción Social, Micreasol-Chile.

La conversión cristiana no es un cambio de actitud o una cierta postura religiosa. La conversión va mucho más allá. Es nacer junto a Jesús en un humilde pesebre. Es crecer en mente, cuerpo y espíritu. Es caminar con él como uno de los doce. Es cumplir con tu llamado. Es enfrentarse a diario con fariseos y saduceos. Es volcar las tiendas de los cambistas afuera del templo del Señor. Es llorar con los que lloran y reír con los que ríen. Es enfrentarte a tus adversarios con Jesús como testigo, sabiendo que has sido enviado como ovejas en medio de lobos.

La vida entera del cristiano se basa en la fe. Por la fe entendemos que existe alguien superior a nosotros mismos y que escapa a este plano terrenal. Que es desde siempre y para siempre y que desde el principio hasta el final solo es amor. Amor que se encargó de entregar al hombre desde el comienzo de la creación, y aunque este le falló y le decepcionó, siguió amando a su creación y entregando una nueva oportunidad de redención y vida eterna…

Próximamente

“Porque la Boca de Jehová lo ha Dicho”.

Agosto, 2020

“La verdad querido amigo, es evidente, y ha sido evidente desde el principio de los tiempos: La humanidad no desea escuchar la voz de Dios, simplemente, porque, como decía, y vuelvo a citar a nuestro hermano Spurgeon: “ Cuando Dios Habla, se acaba la discusión..”. El Hombre y la mujer saben y entienden perfectamente dentro de su ser, que cuando la boca del Señor le habla, el hombre no tiene respuesta alguna para contradecir al creador, después de todo, somos simples creaciones del máximo creador, con la capacidad entregada por el mismo Dios, de poder entendernos y razonar los unos con los otros, y construir, y crear, y elevarnos por encima de las demás criaturas del universo; pero, al fin y al cabo, al final del dia, con todos nuestros logros y avances sociales, educacionales, científicos, económicos, etc. tendremos que reconocer que solamente somos un cuerpo de barro finito, incomparables a Dios, y que sin su ayuda estamos solos, desvalidos y desnudos, en un mundo árido y sin esperanza.

Si, es verdaderamente apremiante dejar que Dios hable a nuestras vidas, y que nos conduzca por camino derecho y nos lleve a una ciudad habitable…”

C. Gallardo SM.