Obituario..

Valparaíso, Chile

Cuando me enteré de la muerte de Florencio Navarro, mejor conocido como el hermano Floro, en los albores del año 2020, sentimientos encontrados se fundieron en mi mente y corazón. Por un lado sentí una enorme pena derramada sobre mi alma, pena de la carne, pero pena, al fin y al cabo. Tristeza al saber que nos dejaba un gran Cantautor Cristiano, pero mas allá de todo, un gran hombre de Dios, pregonero incansable de Cristo en la tierra, y defensor acérrimo de la sana Doctrina. Sin embargo, poco a poco la tristeza fue siendo derrotada por el poder de Dios, trayendo a mi mente recuerdos y vivencias que jamás morirán, pues, que más puedo decir yo, sino que decirle un simple “hasta pronto”. Decirle a usted, que como muchos,  crecí junto a su música y poesía, que sus canciones no solamente preparaban mi cuerpo, alma y corazón para la alabanza y la adoración al Padre, sino que sus letras eran un claro llamado de atención al inconverso y al pueblo de Dios. Solamente me queda sentir la exquisita envidia que todo cristiano debería sentir al saber que un hermano en Cristo se nos ha adelantado en su Reunión con el Creador. Como dijo alguna vez el hermano Benito, su compañero de voz en el inconfundible e inconsumible Dúo musical denominado “Dúo Sal”:

Continuar leyendo “Obituario..”

Viéndole tal como Él es…

La mayoría de las veces en las cuales nos detenemos a pensar en Jesús, desde su nacimiento, difícil y complicado, y del cual compartí con ustedes un capítulo el libro titulado : “Tú, Sígueme”, pasando por su vida y obra misionera, y llegando a su poderoso encuentro con la cruz del calvario en donde el poder de su sangre vino a rasgar el velo del templo, abriendo la oportunidad de redención y vida eterna para toda la humanidad, tratamos de ver su faceta más primaria y directa, es decir, su amor desinteresado, su misericordia extrema hacia los pobres, débiles y desamparados y nos regocijamos y alegramos con las buenas nuevas de salvación para nuestra alma.-

Sin embargo, por alguna razón tratamos de pasar por alto ciertos comentarios de Jesús que, en muchas oportunidades trajeron molestias, divisiones y por qué no decirlo, rencor hacia su persona. Aún hoy, sus palabras nos desnudan y nos confunden. No me equivoco al decir que, de no ser por su espíritu Santo, es muy probable que también nosotros hubiésemos querido tomar piedras en nuestras manos o tratar de despeñarle por las quebradas. Si esto le parece duro de entender, leamos el siguiente pasaje Bíblico, palabras del mismísimo Señor Jesús:

Continuar leyendo “Viéndole tal como Él es…”

Un camino a la conversión

“Cierto día, mientras Jesús predicaba en la orilla del mar de Galilea, grandes multitudes se abalanzaban sobre él para escuchar la palabra de Dios. Jesús notó dos barcas vacías en la orilla porque los pescadores las habían dejado mientras lavaban sus redes. Al subir a una de las barcas, Jesús le pidió a Simón, el dueño de la barca, que la empujara al agua. Luego se sentó en la barca y desde allí enseñaba a las multitudes. Cuando terminó de hablar, le dijo a Simón:

—Ahora ve a las aguas más profundas y echa tus redes para pescar.
—Maestro —respondió Simón—, hemos trabajado mucho durante toda la noche y no hemos pescado nada; pero si tú lo dices, echaré las redes nuevamente.
Y esta vez las redes se llenaron de tantos peces ¡que comenzaron a romperse! Un grito de auxilio atrajo a los compañeros de la otra barca, y pronto las dos barcas estaban llenas de peces y a punto de hundirse. Cuando Simón Pedro se dio cuenta de lo que había sucedido, cayó de rodillas delante de Jesús y le dijo:

—Señor, por favor, aléjate de mí, soy demasiado pecador para estar cerca de ti.
Pues estaba muy asombrado por la cantidad de peces que habían sacado, al igual que los otros que estaban con él. Sus compañeros, Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, también estaban asombrados. Jesús respondió a Simón: «¡No tengas miedo! ¡De ahora en adelante, pescarás personas!». Y, en cuanto llegaron a tierra firme, dejaron todo y siguieron a Jesús.”

Lucas 5:1-11 Nueva Traducción Viviente (NTV)

¿Qué tan dispuestos estamos a cambiar? ¿Qué esfuerzo estamos dispuestos a hacer por esta conversión?
La vida del Apóstol Pedro, así como la de todos los discípulos de nuestro señor Jesucristo fueron sencillamente espectaculares y fascinantes, y mucho se ha hablado con respecto a ello. Sin embargo, en esta oportunidad he tomado el pasaje de su llamado, con el propósito de hacer notar la obediencia de este llamado, sin entender el compromiso. Solamente el llamado y la aceptación de este, puro y sincero. En aquel primer momento Pedro jamás imaginaría el alcance y la repercusión que tendría para las generaciones venideras el hecho de aceptar el llamado que Jesús le hacia, de ser pescador de hombres. Así como nosotros, Pedro tenía responsabilidades, en la biblia se nos muestra que tenía suegra, de hecho, uno de los asombrosos milagros de Jesucristo, fue la sanación de ésta mujer:

Continuar leyendo “Un camino a la conversión”

Para toda la humanidad…

“Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.”

Romanos 14:7-8 Reina-Valera 1960

Para toda la humanidad. No es para un segmento de la población. tampoco para una minoría en particular. ni mucho menos discriminatorio cuando hablamos de clases sociales. Es para toda la humanidad. Hace unos días atrás, mi esposa me preguntó cuál era la causa de que este nuevo flagelo, el covid-19, mejor conocido como coronavirus, haya sobrevenido sobre la tierra sin discriminación alguna. Y en ese momento debo decir que no tuve una respuesta realmente satisfactoria, ni para ella, ni mucho menos para mi. La realidad mas abrumadora me golpea aún más cuando me entero que en diferentes partes del mundo, no solamente los no creyentes están falleciendo, sino que también muchos cristianos. Desde Pastores y líderes, hasta disciplinados feligreses.

Continuar leyendo “Para toda la humanidad…”

LA NECESIDAD DE PRACTICAR EL AYUNO EN  LA VIDA CRISTIANA

 

Inicialmente el ayuno se puede definir como la abstinencia voluntaria de alimentos por un determinado número de horas o de tiempo, y en el caso de un discípulo del Señor Jesucristo con un propósito de consagración a Dios.

A su vez, el que fuera un destacado evangelista internacional portorriqueño conocido como: Yiye Ávila (1925-2013) en su obra: “El AYUNO DEL SEÑOR. AYUNO DE VICTORIA” publicado en Camuy en 1973 señala: (cito textual) “LA PALABRA AYUNO significa ABSTINENCIA DE ALIMENTO. En palabras sencillas cuando se ayuna NO SE PUEDE USAR NINGUNA CLASE DE ALIMENTO. En un ayuno total que es lo usual, no se puede usar jugos, ni café, ni gomas de masticar, ni nada que tenga algún alimento. EL AGUA SIN EMBARGO NO ES ALIMENTO. No tiene nutriente alguno. Cualquier médico podría decir que EL AGUA es solamente la que se encarga de transportar las sustancias del cuerpo por la circulación de la sangre”.

Ahora bien, al igual que el estudio anterior: “LA SANTIDAD DEL CRISTIANO VERDADERO”, este nuevo estudio bíblico lo he dividido en el ayuno en el antiguo y nuevo pacto:

Continuar leyendo “LA NECESIDAD DE PRACTICAR EL AYUNO EN  LA VIDA CRISTIANA”

LA SANTIDAD DEL CRISTIANO VERDADERO

La santidad en la vida de un escogido de Dios, en general, y de un discípulo del Señor Jesucristo en la dispensación de la gracia todavía vigente es una de las doctrinas más reiteradas en las Sagradas Escrituras, porque el Señor Todopoderoso ha ordenado que su pueblo escogido en este mundo viva una vida limpia, pura y sincera ante su santísima presencia.

A su vez, el término más utilizado en el Nuevo Testamento griego, unas 230 veces aproximadamente, y traducido como: “santo” en el idioma español es: “ágios”, el cual en el griego clásico y koiné o bíblico significa en su conjunto: “sagrado, sacrosanto, venerable, piadoso, puro, sin culpa, consagrado a Dios para un auténtico seguidor de Cristo en oposición al concepto pagano de los griegos de la: “Edad o Época Antigua”dedicado a los dioses y en un sentido negativo en el griego clásico: execrable o maldito.

Continuar leyendo “LA SANTIDAD DEL CRISTIANO VERDADERO”

El Pecado de la Murmuración contra el hombre y contra Dios

I) LA MURMURACIÓN CONTRA DIOS

La murmuración se puede definir, particular o peculiarmente de acuerdo a las doctrinas bíblicas del Antiguo y Nuevo Testamento, como la queja, la calumnia, la difamación, el rezongo o el hablar mal contra Dios y contra un ser humano que no participa del diálogo entre dos o más individuos

Ahora bien, concerniente a la murmuración contra el Creador del universo, comentaré 3 pasajes bíblicos acerca de la peregrinación del pueblo judío por el desierto después de salir del cautiverio en Egipto:

1) NÚMEROS 11:1 al 3

En números 11:1 las palabras traducidas en la versión Reina-Valera de 1960 y en la versión Reina-Valera-Actualizada de 1989 de la “Editorial Mundo Hispano” como se quejó, y como “murmurar (amargamente)” en la segunda y cuarta edición de la “BIBLIA TEXTUAL” de la “SBI”, corresponde al término del hebreo bíblico: “anán”, el cual significa: “dolerse o lamentarse”, y al respecto Roberto Jamieson, autor junto con otros dos escritores cristianos del: “COMENTARIO EXEGÉTICO Y EXPLICATIVO DE LA BIBLIA”. Tomo 1: EL ANTIGUO TESTAMENTO en su interpretación de Números 11:1 al 3, y, específicamente de la oración en sentido gramatical : “el pueblo se quejó a oídos de Jehová”, señaló: “No acostumbrados a la fatiga de la marcha y vagando en la profundidad del desierto, menos montañoso, pero mucho más lúgubre y desolado que el de Sinaí, sin perspectiva inmediata del rico país que había sido prometido, cayeron en un estado de vehemente descontento, el cual se desbordaba en estos viajes fatigantes e infructuosos”, a lo cual se puede agregar que el episodio antes comentado fue una manifestación más desde la primera relatada en Éxodo 15:24 referente al descontento, queja o murmuración completamente injustificada de Israel contra Moisés o contra el mismo Dios Todopoderoso.

Continuar leyendo “El Pecado de la Murmuración contra el hombre y contra Dios”

Para Levantamiento y Caída de Muchos

Autor:

Cristian E. Gallardo San Martín

Ministerio Micreasol Chile

 

“Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él.
Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor.
Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley, él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo:

Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz,
Conforme a tu palabra; Porque han visto mis ojos tu salvación, La cual has preparado en presencia de todos los pueblos; Luz para revelación a los gentiles,
Y gloria de tu pueblo Israel.
Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él.
Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha”

Lucas 2:25-34, Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Una señal que será contradicha.

Nunca antes estas palabras han adquirido un mayor sentido. El hecho de que esta profecía fuese entregada justo en aquél momento en particular nos recuerda lo que la misma biblia nos enseña, cuando nos dice: “Aunque la respuesta tarde, espérala, pues aunque tarde, ciertamente él responderá”

“Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.”

“He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.”

 

Habacuc 2:3-4 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Continuar leyendo “Para Levantamiento y Caída de Muchos”

EL PECADO DE LA LISONJA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS

La lisonja se puede definir como la demostración de cariño fingida y afectada expresada por una persona a otra. (afectado en en sentido de algo dicho sin sencillez, ni naturalidad), y esta es una temática bíblica que ha sido escasamente abordada en el ámbito cristiano-evangélico.

Asimismo, el término: “lisonja” tiene como sinónimos en la lengua castellana: adulación, zalamería, halago, aplauso.

Por su parte, la mayoría de los versículos o pasajes bíblicos en contra de la lisonja o los labios lisonjeros se encuentran en el Antiguo Testamento, de los cuales paso a citar y comentar los siguientes:

(Nota: para todo aquel que lea este estudio bíblico es indispensable para poder comprenderlo que lea los versículos de la Santa Biblia aquí citados)

1) SALMO 5:9

Continuar leyendo “EL PECADO DE LA LISONJA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS”

Los Ángeles: Mensajeros de Dios

Es necesario primero determinar que el término español: “ángel” procede en su etimología u origen de la palabra griega: “ángelos”, la cual en el griego clásico y en el griego koiné también denominado griego bíblico o helenístico, significa en su conjunto: mensajero, enviado, que anuncia o lleva una nueva, embajador, nuncio, mensaje, noticia, pastor (en los capítulos dos y tres de Apocalipsis en la Santa Biblia), además, de ángel, lógicamente, y por esto mismo, la rama de la teología bíblica que estudia a los ángeles se denomina: “angelología”, lo cual significa: tratado sobre los ángeles.

A su vez, de acuerdo a lo que está enseñado en las Sagradas Escrituras en el Antiguo y Nuevo Testamento, los ángeles se dividen en buenos y malos:

Continuar leyendo “Los Ángeles: Mensajeros de Dios”