La Virtud de la Prudencia en la vida Cristiana

La prudencia se puede definir como la virtud que consiste en discernir y distinguir lo que es bueno o es malo para seguirlo o huir de ello. También significa templanza, moderación, dominio propio.

A su vez, el término prudencia tiene como sinónimos en la lengua castellana: cordura, moderación, mesura, discernimiento, sabiduría, sensatez, templanza, discreción y como antónimos: imprudencia, insensatez, necedad.

Por su parte, para comenzar propiamente este tema bíblico, es necesario decir que en el libro de Proverbios la cualidad de la prudencia está reiteradamente ordenada por Dios:

(Nota: para toda aquel que lea este artículo fundamentado en las Sagradas Escrituras es indispensable que consulte los versículos bíblicos aquí citados).

PROVERBIOS 3:5

Este versículo significa en su conjunto que es obligatorio confiar en el Señor Todopoderoso, puesto que en el texto hebreo del Antiguo Testamento la forma verbal: “Fíate” utilizada en la versión Reina-Valera de 1960 y: “confía” en la segunda y cuarta edición de la: “BIBLIA TEXTUAL” de la: “Sociedad Bíblica Iberoamericana” (“SBI”) y también de la: “Versión-Valera Actualizada de la: “Editorial Mundo Hispano” de 1989 tomar decisiones en la vida cristiana de acuerdo a los mandamientos divinos establecidos en el Antiguo y Nuevo Testamento y no en la propia inteligencia, sabiduría o prudencia humana cuyo origen es la mente entenebrecida que arrastran penosamente los habitantes inconversos de este mundo a causa de la caída moral de Adán y Eva en el paraíso terrenal, es o resulta obligatorio para los escogidos de Dios en el tiempo de la gracia todavía vigente.

PROVERBIOS 10:13

En su excelente interpretación o comentario al libro de Proverbios del: “COMENTARIO BÍBLICO MUNDO HISPANO” Víctor Lyons señala que:

“En la mentalidad hebrea era mejor sufrir la vergüenza de un castigo físico y público que seguir una vida indisciplinada y que perjudicaba a toda la comunidad la mentira, el testigo falso, la persona violenta, el ladrón, etc. y la vara era el último recurso para corregir al culpable”.

De igual modo, este mismo precepto de castigar al que hace algo malo o incorrecto por su naturaleza misma, se aplica hasta el día de hoy en cualquier asociación organizada de personas para todo aquel que utiliza la calumnia, el agravio, la ofensa, la injuria, la difamación o desacreditación de un individuo presente o ausente de una conversación, vale decir, expresado en términos generales: El empleo completamente imprudente del lenguaje.

PROVERBIOS 13:16

Necio en la Santa Biblia es una palabra que se usa para referirse a la persona cuya actitud de vida consiste en hacer en la vida cotidiana como si No existiese un Dios que se preocupa de él.

El vocablo: “ivvélet” empleado en la: “BIBLIA HEBRAICA STUTTGARTENSIA” (“BHS”) es decir, en el texto hebreo del Antiguo Testamento y traducido como: “Necio” en la versión Reina-Valera de 1960 de las Sagradas Escrituras y en la: “BIBLIA TEXTUAL” de la: “SBI”, segunda y cuarta edición significa: fatuidad, indiscreción, infatuación, insensatez, locura (traducido con este último término en Proverbios 5:23 ocupando la: “BHS” el mismo sustantivo hebreo ya mencionado), sandez, impiedad, aparte de necio lógicamente.

PROVERBIOS 16:23

La mente es el manantial de la sabiduría que fluye de la boca y la virtud de hablar con prudencia es una señal que el corazón es sabio en un elegido de Dios particularmente.

PROVERBIOS 23:4-5

Este pasaje enfatiza que las riquezas son pasajeras, fugaces, transitorias y desaparecen ante la vista tan rápidamente como el desplazamiento por los aires de un águila (El águila es un ave rapaz que se caracteriza por tener un vuelo rapidísimo).

Asimismo, en Proverbios 23:4 el vocablo del hebreo bíblico: “bina” utilizado para: “prudente” es el mismo de Proverbios 3:5 ya explicado anteriormente en cuanto a sus acepciones respecto al versículo del capítulo veintitrés de Proverbios ya mencionado.

Proverbios 23:9 y Mateo 7:6

Los: “perros” y los: “cerdos” eran los dos animales más repugnantes e inmundo para los judíos anteriores a Cristo.

Los versículos anteriores se refieren a los incrédulos que no quieren o no tienen la capacidad de apreciar las joyas espirituales registradas en la Santa Biblia, y con mayor razón cuando esos impíos han rechazado obstinadamente la salvación a través del Señor Jesucristo exclusivamente, e incluso han blasfemado contra el Espíritu Santo.

Además, Víctor Lyons en su comentario de Proverbios ya identificado en el N°2 de este estudio bíblico manifiesta concerniente a Proverbios 23:9 que: “instruir al necio es como “sembrar en el mar”.

Por su parte, en el Nuevo Testamento el Redentor y Salvador de la humanidad entregó dos enseñanzas fundamentales sobre el uso de la prudencia:

MATEO 7:21 al 27

El término: “parábola” en cuanto a su etimología u origen significa literalmente: “poner o tirar al lado”, y por esto la parábola es un relato que por medio de la comparación basado en la vida real, pero con detalles ficticios pretende demostrar o enseñar una verdad espiritual.

A su vez, desde los versículos 21 al 23 se refiere a individuos que realizaron actos supuestamente espirituales, poderosos y milagrosos, pero vivían en la mentira engañándose a sí mismos procurando establecer su propia justicia como lo hacían los escribas y fariseos del tiempo del Señor Jesucristo.

De igual modo, desde los versículos 24 al 27 del capítulo siete del evangelio según Mateo la verdad central es que la obediencia a Cristo es indispensable en el discipulado cristiano. Esta obediencia está representada por el hombre sabio o prudente que edificó su casa sobre la roca. En cambio, el hombre insensato que construyó su casa sobre la arena representa a aquel que oye la Palabra de Dios, pero no la hace o no la práctica, lo cual lo lleva a la ruina espiritual y que en el ámbito sobrenatural significa la condenación eterna.

En el versículo 24 la palabra griega utilizada para: “prudente”: “frónimos” significa: Juicioso (que está en sus cabales), sabio, previsor, cuidadoso, sensato, razonable, cuerdo, consciente, discreto, sagaz, inteligente y listo.

En el versículo 26 la palabra: “insensato” significa: Fatuo, necio, loco, tonto, estúpido, impío, malvado, cabeciduro, ignorante, extravagante, y, en consecuencia, Mateo 7:26 instruye respecto a que una persona del sexo masculino no cristiana, la cual lleva una vida cien por ciento secular y pecaminosa, es equivalente a un loco, o sea, a un ser humano que ha perdido la razón o el uso normal de sus facultades mentales.

MATEO 25:1 al 13

Esta parábola enseña la imperiosa necesidad de estar siempre preparado para la: “parusía”, es decir, Para la segunda venida de Cristo a la tierra y no despreocuparse sus escogidos en ningún momento como lo hicieron las vírgenes insensatas mencionadas en Mateo 25: 2, 3 y 8. En el versículo 13 el término: “velar” significa estar o mantenerse despierto, estar alerta, de guardia y vigilante en un sentido espiritual y contra el pecado, Y en el texto griego del Nuevo Testamento se encuentra en modo imperativo, esto es, como una orden, mandato o mandamiento para los seguidores de Cristo en este mundo. Y, a su vez, en Mateo 25:2, 3 y 8 la palabra del griego bíblico para: “insensatos”: “morós” es la misma de Mateo 7:26.

Finalmente, el apóstol Pablo en su epístola a Tito llama a personas de diferentes edades de la vida humana, y pertenecientes a la iglesia cristiana verdadera a practicar la virtud de la prudencia:

TITO 2:1 al 6 y 11 y 12

En el versículo el vocablo griego para: “prudente” es en griego es: “sófron” que significa templado, con dominio propio, cuerdo, inteligente, sensato, moderado, sobrio, discreto, casto, púdico, frugal, sencillo, modesto, santo de espíritu o de corazón.

Y en el versículo 12 el adverbio griego: “sofronos” traducida como: “sobria” en la versión Reina-Valera de 1960 significa: templadamente, prudentemente, con moderación, cordura, sensatamente, con mente cabal.

A su vez, en el versículo seis el verbo utilizado para la expresión: “sean prudentes”: “sofroneo” significa: estoy en mi cabal juicio (el cristiano o discípulo de Cristo: “prudente” es una persona que está en pleno uso de sus facultades mentales y muchísimo más sano que un inconversos o no cristiano), estoy en seso, soy cuerdo, ser sobrio, ser sensato o tener el espíritu o el cuerpo sano. El término: “templado” proviene del sustantivo templanza y este es un fruto o cualidad espiritual y moral indispensable para entrar al reino de los cielos según:

GÁLATAS 5:22 y 23

El vocablo: “templanza” significa moderación, prudencia, continencia, sobriedad, dominio propio, y se refiere a la mente sana que un discípulo del Señor Jesucristo debe llegar a tener producto de su dominio sobre los deseos y pasiones carnales como declara solemnemente 2ª Timoteo 1:7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (versión Reina-Valera de 1960 y segunda y cuarta edición de la: “BIBLIA TEXTUAL” de la: “Sociedad Bíblica Iberoamericana”).

Mauricio Nieto Hernández
Profesor de castellano y Licenciado
En Lengua y Literatura Hispánica por
La Universidad Católica de
Valparaíso.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s