Haceos mas bien tesoros en el Cielo…

Siempre ha existido controversia con respecto al tema de si los cristianos pueden ser ricos, o al menos vivir una vida buena y holgadamente agradable económicamente hablando.-

Conozco testimonios de muchas personas que inclusive, a dejado de asistir a sus respectivas iglesias a consecuencia de este factor . Para responder a este tema es que he creado este pequeño estudio.-

Para eso primero debemos entender los siguientes puntos que a continuación se detallan:


1.- LO QUE DICE LA BIBLIA CON RESPECTO AL DINERO

Con respecto al dinero, en la Biblia existen innumerables historias y textos bíblicos los cuales nos ayudarían a entender este cuestionamiento, sin embargo, quiero detenerme en un texto bastante conocido por muchos de nosotros:
“porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.”

1 Timoteo 6:10

Aquí podemos darnos cuenta al menos de dos cosas de vital importancia:

PRIMERO: Al leer el texto nos damos cuenta lo que dice la primera parte, el cual enuncia, que la raíz de todos los males es “El Amor” al dinero. No el dinero en si mismo, sino que el amor desmesurado que ponemos en el. Cuando nuestro amor y/o devoción se vuelca hacia cualquier otra cosa que no sea Dios, le estamos dando la gloria y la pleitesia a eso que a captado nuestra atención por lo cual dejando de lado a Dios nos convertiríamos en idolatras, en este caso, idolatras del dinero lo cual indudablemente nos acarreara muchos dolores, ya que Jesucristo nos dice:

“26 Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.”

Mateo Capitulo 16, Versículos 26 y 27

Ciertamente los beneficios de ser Rico y tener mucho dinero, en realidad mas de lo que necesitamos nos haría tal vez felices, pero por un tiempo limitado debido a que mas temprano que tarde todo deja de ser en nuestra vida y debemos presentarnos ante nuestro creador para responder por los talentos que el puso en nuestras manos.-

Parábola de los talentos

14 Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.

15 A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos.

16 Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos.

17 Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos.

18 Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.

19 Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.

20 Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos.

21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

22 Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.

23 Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

24 Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste;

25 por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.

26 Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.

27 Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.

28 Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.

29 Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

30 Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Libro de Mateo Capitulo 25, Versículos 14 al 30

SEGUNDO: La codicia es un pecado, y en este texto se nos enseña en particular que “Algunos”, entiendalo bien, algunos, “No todos” practican este mal cuando tienen mas dinero que otros. Por lo cual aquí nuevamente se deja en claro que la maldad no proviene directamente el dinero sino que del uso que de el hacemos y cuanto lo amamos mas que a Dios.

Por Favor Lea la siguiente Historia tomada de los inicios del Cristianismo:
Ananías y Safira

5 Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una heredad,

2 y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles.

3 Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?

4 Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

5 Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron.

6 Y levantándose los jóvenes, lo envolvieron, y sacándolo, lo sepultaron.

7 Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer, no sabiendo lo que había acontecido.

8 Entonces Pedro le dijo: Dime, ¿vendisteis en tanto la heredad? Y ella dijo: Sí, en tanto.

9 Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti.

10 Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; y la sacaron, y la sepultaron junto a su marido.

11 Y vino gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que oyeron estas cosas.

Hechos de los Apóstoles, Capitulo 5, Versículos 1 al 11

En esta historia podemos darnos cuenta claramente como el amor al dinero nos puede llevar a cometer errores o pecados tan grandes como mentir al Espíritu Santo de Dios, y la recompensa que reciben los malos por no haber hecho lo que era lo bueno con el dinero a los ojos de Dios. Esta es una buena enseñanza para todos aquellos que queramos pensar en malversar con codicia lo que Es de Dios y lo que el nos ha entregado en nuestras manos.-

Jesucristo mismo nos deja enseñanzas fabulosas con respecto a los bienes que se nos han dado, y cito:
” Y respondiendo, les dijo: El que tiene dos túnicas, dé al que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo.”

Evangelio de Lucas, Capitulo 3, Versículo 11

“También le preguntaron unos soldados, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario.”

Evangelio de Lucas, Capitulo 3, Versículo 14

2.- REALMENTE NECESITAMOS MAS DINERO DEL QUE PODEMOS GASTAR ?

Muchas veces queremos juntar y ahorrar dinero. ya sea para un plan a futuro, ya sea para nuestros hijos. Ciertamente a todos nos gustaría dejar algún legado tangible a nuestros hijos, con el propósito de que su paso por este mundo sea mejor que el nuestro. Y eso es una buena cosa, ya que la Biblia nos enseña en el Libro de Primera de Timoteo ” que aquel que no provee para su casa y los suyos, es peor que un incrédulo”, por lo cual es bueno querer mejorar nuestro estilo de vida y el de los que nos rodean.-

Sin embargo, jamas debemos de dejar de pedir a Dios que nos este mostrando siempre su voluntad y, en el caso en particular del dinero, pedir que nos enseñe a entender de que manera debemos convertirnos en buenos administradores de manera que ni nos sobre ni nos falte, y si nos sobra aprender a bendecir económicamente a otros y, si nos falta pedirle a Dios que nos supla en cada necesidad.- Ciertamente que, si eres ricamente bendecido económicamente, te costara acercarte un poco mas a El sino compartes tu bendición con los demás que lo necesitan.-

He aquí algunos pasajes bíblicos para entender este comentario:
El Joven Rico

17 Cuando Jesús salía para irse, vino un hombre corriendo, y arrodillándose delante de El, Le preguntó[a]: “Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?” 18 Jesús le respondió: “¿Por qué Me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo uno, Dios. 19 Tú sabes los mandamientos: ‘No mates, no cometas adulterio, no hurtes, no des falso testimonio, no defraudes, honra a tu padre y a tu madre.’”

20 “Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud,” dijo el hombre. 21 Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: “Una cosa te falta: ve y vende cuanto tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; entonces vienes y Me sigues.” 22 Pero él, afligido por estas palabras, se fue triste, porque era dueño de muchos bienes.

Peligro de las Riquezas
23 Jesús, mirando en derredor, dijo a Sus discípulos: “¡Qué difícil será para los que tienen riquezas entrar en el reino de Dios!” 24 Los discípulos se asombraron de Sus palabras. Pero Jesús respondiendo de nuevo, les dijo: “Hijos, ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios[b]! 25 Es más fácil para un camello pasar por el ojo de una[c] aguja, que para un rico entrar en el reino de Dios.”

26 Ellos se asombraron aún más, diciendo entre sí[d]: “¿Y quién podrá salvarse?” 27 Mirándolos Jesús, dijo: “Para los hombres es imposible, pero no para Dios, porque todas las cosas son posibles para Dios.” 28 Entonces Pedro comenzó a decir a Jesús: “Nosotros lo hemos dejado todo y Te hemos seguido.”

29 Jesús respondió: “En verdad les digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos o tierras por causa de Mí y por causa del evangelio, 30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo: casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y tierras junto con persecuciones; y en el siglo venidero, la vida eterna.

Evangelio de Marcos, Capitulo 10, 17 al 30

Esta fue sin duda una prueba muy difícil para este joven, acostumbrado a las comodidades y las riquezas, sin embargo, no nos apresuremos a juzgarlo sin antes preguntarnos lo que nosotros hubiésemos hecho. Tal vez hubiésemos actuado de la misma manera que este muchacho ya que no siempre estamos de acuerdo en soltar o dejar ir aquello que nos da comodidad y confort. Piénselo bien, si usted fuese rico, y estuviese acostumbrado a un cierto estilo de vida, y a comer cuatro veces al día, y vestirse con buena ropa, y viajar por el mundo con comodidad y muchos servidores a tu alrededor, seria para usted fácil desprenderse de todo para vivir una vida austera y de penurias terrenales, habiéndolo tenido todo?. No me diga la respuesta. Ciertamente esta fue una dura prueba, que nos enseña realmente el valor de seguir a Cristo y tomar su Cruz cada día.

Sin embargo no solamente el rico tuvo una prueba que pasar, he aquí otro ejemplo y esta vez tomaremos como ejemplo la vida de pobreza de una Viuda. He aquí el texto:
La Ofrenda de la Viuda:

” 21 Levantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas en el arca de las ofrendas.

2 Vio también a una viuda muy pobre, que echaba allí dos blancas.

3 Y dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos.

4 Porque todos aquéllos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; mas ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía.”

Libro de Lucas, Capitulo 21, versículos 1 al 4

Para la viuda tampoco fue fácil. Lo que estaba echando en el arca de las ofrendas no era lo que la sobraba en los bolsillos, ni algunas monedas sueltas que le habían sobrado del vuelto del bus. Era LO ÚNICO que tenia. no tenia mas. Jesucristo lo dijo, ella echo su sustento. Cuantas veces hemos echado nuestro sustento en las ofrendas de nuestra iglesia o congregación?. Tal vez le parezca a usted descabellado lo que estoy diciendo sin embargo la historia que aquí se describe es tan cierta como la oye. Jesús mismo la relato.- Si, para la viuda también fue una prueba difícil.-

Sin embargo he aquí otra historia sacada de este maravilloso libro que nunca deja de sorprendernos, en ella se muestra la respuesta de un hombre que, siendo rico, venció las comodidades de su vida y eligió una porción mas excelente. he aquí la historia:

Jesús y Zaqueo

19 Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad.

2 Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico,

3 procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.

4 Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí.

5 Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa.

6 Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso.

7 Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador.

8 Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.

9 Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Cuando Usted y yo hagamos un esfuerzo verdadero e intimo por ver pasar a Dios, en medio de la Muchedumbre, el sin lugar a dudas vera aquel esfuerzo y nos lo recompensara viniendo a cenar con nosotros. y ahí, en medio del omnipotente y eterno amor de Dios, nos daremos cuenta que nada es mas importante para nosotros que El mismo, solo El y nada mas y que con El somos capaces de dejarlo todo y aun dar lo que no tenemos con tal de estar a su lado. Cuando estamos con el, todo lo demás pierde valor, y el dinero viene a ser simplemente un adorno de nuestra vida al lado de El. Es por esa razón que no es difícil poder entender la actitud de zaqueo y ojala que muchos Ricos sigan su ejemplo cada día. Los ricos También son hijos de Dios, y a todos nos llega el momento de ver pasar a Jesús.-

3.- LA VIDA DEL CRISTIANO RICO, FRENTE A LA VIDA DEL CRISTIANO POBRE

Jesucristo, durante su ministerio, pudo compartir tanto con gente rica como con gente pobre y el sabia que tanto los unos como los otros tenían necesidades espirituales. Diferentes, si, pero necesidades al fin y al cabo. Y en su Calidad de Señor y Maestro, atendió cada una de estas necesidades mostrando los diferentes caminos que el hombre puede tomar tanto para salvación como para condenación eterna. Enseñando que el gozo verdadero no depende de cuanto tienes sino de que manera lo administras. Enseñando que mejor es hacer riquezas en el cielo, donde el hollín no corroe y que sin lugar a dudas es difícil que un Rico entre en el Reino de los cielos pero que no es ni imposible ni excluyente, siempre y cuando sea desprendido y no ocupe el lugar de importancia que muchas veces los hombres le atribuimos-

Esto se ve reflejado en otro pasaje bíblico en el cual Mateo, un publicano al servicio de los romanos es llamado por Jesús, y este dejándolo todo le siguió. Leamos lo que Dice este pasaje:

Llamamiento de Mateo

9 Al irse de allí, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, sentado a la mesa de recaudación de impuestos. «Sígueme», le dijo. Mateo se levantó y lo siguió.

10 Mientras Jesús estaba comiendo en casa de Mateo, muchos recaudadores de impuestos y pecadores llegaron y comieron con él y sus discípulos. 11 Cuando los fariseos vieron esto, les preguntaron a sus discípulos:

—¿Por qué come su maestro con recaudadores de impuestos y con pecadores?

12 Al oír esto, Jesús les contestó:

—No son los sanos los que necesitan médico, sino los enfermos. 13 Pero vayan y aprendan qué significa esto: “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios”. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.

Libro de Mateo, Capitulo 9 , Versículos del 9 al 13

Según fuentes históricas, Mateo murió martirizado en Etiopía.-

El mismo Apóstol Mateo sello su destino al obedecer la imperiosa orden del maestro quien le ordenaba que dejase su vida de comodidades y riquezas injustas y le siguiera a El. El mismo Mateo puso en una mano el dinero y las riquezas y por otro lado, Salvación y vida eterna. y ciertamente escogió bien.

CONCLUSIÓN

Con todo lo anteriormente descrito, podemos señalar que es una bendición ser rico y una maldición ser pobre?. En ninguna manera. Ni lo uno ni lo otro. Veamos a las luz de las escrituras tomando a un grande de Dios como Abraham con el cual Dios hizo alianzas con innumerables promesas. Algunas de ellas son:

” Y te amará, te bendecirá y te multiplicará; también bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu cereal, tu mosto, tu aceite, el aumento de tu ganado y las crías de tu rebaño en la tierra que El juró a tus padres que te daría.”

Deuteronomio 7:13

Abraham ciertamente fue un hombre rico, uno de los mas grandes de su tiempo, sino el que mas, sin embargo la fortuna de Abraham no provenía de su fuerza, de su inteligencia o de algún otro atributo especial. Su riqueza provenía de Dios porque el le era Leal, le era fiel, porque Dios sabia que podría poner cualquier cosa por delante de Abraham pero el seguiría fiel a Dios. Las riquezas no nublaron el juicio de Abraham, ni su devoción por Dios.-

Otra Respuesta la encontramos también en la vida del apóstol Pablo el cual decía lo siguiente:

” 12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.”

Carta de Apóstol Pablo a los Filipenses, Capitulo 4, Versículo 12

El decía “Se vivir humildemente y se tener abundancia”, e inmediatamente después nos dice su secreto: “En todo y por todo estoy enseñado”.-

Por todo lo que se ha expuesto en este Pequeño Estudio podemos concluir que mas allá de ser rico o pobre, lo que realmente nos debe interesar es la actitud que tenemos frente a las riquezas o el dinero, si nos importa mas o menos que a Jesucristo, y en donde tenemos puesta nuestra mirada. Agase esa pregunta y obtendrá su respuesta.

Dios estuvo tanto con Jose, el mas poderoso hombre de su tiempo en Egipto, Rico en demasía, sin embargo Jose le servia en cada momento de su vida, y eso agrada a Dios y por otro lado también estuvo con la viuda que no tenia nada para comer y, enviando a su profeta, produjo un milagro y lleno todas sus vasijas de aceite y aun mas.-

Se puede ser rico o se puede ser pobre, lo que no podemos jamas dejar de ser es ser indiferentes al llamado de Dios en Jesucristo, a las enseñanzas de su palabra, a su misericordia, a su justicia, a tener la capacidad de poder dejar todo de lado, aun las riquezas que creamos tener. Es tener la voluntad de echar nuestras dos Blancas en el altar de la Ofrenda, es tener la capacidad de ponernos de pie cuando pase por nuestro lado y nos llame a seguirle pese a cualquier costo. Es tener el coraje de subirnos a un Sicomoro si es que no le vemos y si nos invita a cenar con El, desprendernos de todo lo que nos ata a este Mundo.-

Que Dios le Siga Bendiciendo,

Firma Digital CGS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s